Mueven ciudades, rompen barreras

07/03/2019

Lo primero que se nos viene a la cabeza a la mayoría de la gente cuando pensamos en alguien que trabaja en informática, conduciendo o liderando es a un hombre. ¿Por qué pasa esto? Cristiane, Gelys y Yasmin, tres conductoras, y María y Diana, dos compañeras de Cabify, nos ayudan a romper con todos los estereotipos y nos demuestran con su esfuerzo y talento que el viaje hacia la igualdad de derechos entre hombres y mujeres dura los 365 días del año. ¡Aquí te mostramos sus historias!

Cristiane, Gelys y Yasmin, conductoras

La mayoría de las personas que se dedican a la conducción son hombres. Sin embargo, afortunadamente, cada vez hay más mujeres en el sector y eso es un reflejo de que algo está cambiando para bien en nuestra sociedad. Cristiane, Gelys y Yasmin nos demuestran que dedicarse a conducir no es una cuestión de género, sino de aptitudes.

Aún a día de hoy, los pasajeros se sorprenden cuando ven a una mujer conductora.

María, ingeniera informática

En mi primera reunión como jefe de equipo en una consultora, me confundieron con la secretaria.

La industria tecnológica está dando forma a nuestro futuro. Por eso es más importante que nunca que las mujeres formen parte de ella. En las start-ups tecnológicas de todo el mundo, mujeres como María están abriendo un camino que nos sirve de inspiración y nos anima a seguir su camino en lo que ha sido, hasta ahora, una industria dominada por hombres.

Diana, Head Global de Relaciones Públicas

En América Latina, solo el 25% de las mujeres ocupan puestos directivos y la creencia generalizada de que deben centrarse exclusivamente en su vida familiar aún persiste. Sin embargo, Diana, nuestra Head Global de Relaciones Públicas, es pura libertad y rompe moldes y prejuicios. Latina y líder, contribuye a dar forma a la cultura inclusiva de Cabify y a que las decisiones tomadas desde arriba sean cada día más equilibradas. Ella inspira a otras mujeres, dentro y fuera de Cabify, a superar sus propias barreras.

Creo que un hombre en mi misma posición y con mi misma formación podría hacerlo igual de bien que yo.

Gracias a Cristiane, Gelys, Yasmin, María, Diana y otras mujeres alrededor del mundo que superaron barreras y rompieron estereotipos, estamos en el camino hacia un futuro más justo. Aún así, aún queda un largo camino por delante y mucho trabajo por hacer. En Cabify, todos, independientemente del género, nos sentimos responsables de trabajar por la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres. Solo a través de esa diversidad, ¡nuestras ciudades serán tan vibrantes, seguras y justas como queremos que sean!